Última Entrada Publicada

Reseña Anime: Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu

domingo, 1 de enero de 2017

Reseña Anime: Digimon Tamers

// Género: Fantasia, Aventura, Comedia, Drama.
// Director:
Yukio Kaizawa // Estudio: Toei Animation
// N° Episodios: 51 // Fecha de emisión: 1/4/2001 – 31/3/2002


// Sinopsis //
Digimon Tamers toma lugar en un mundo parecido al nuestro donde los Digimon son una franquicia de juguetes y una serie de TV. Un grupo de niños de 10 años, Takato, Jianliang y Ruki, se aliaran con sus propios Digimon, para poder detener a los Digimon Salvajes que intentan invadir el Mundo Real, y pararle los pies a una sombría organización del gobierno que también va contra los Salvajes, aunque con propósitos diferentes.
// Impresiones //
Digimon Tamers, también conocida bajo los títulos de Digimon: Digital Monsters 03 o simplemente Digimon 3, tal como se nos fue presentada aquí en latinoamerica, es como podrán suponer la tercera serie animada de la franquicia Digimon, habiendo visto la misma la luz  el 1 de abril de la temporada de primavera del 2001, y contando con un total de 51 episodios en su haber producidos por los estudios Toei Animation bajo la dirección de Yukio Kaizawa , a los cuales y tal como sucedió con sus antecesoras eventualmente se le anexarían dos películas.

La primera de estas películas lleva el titulo de Digimon Tamers: Battle of Adventurers, estrenada en julio del 2001 y la cual vendria a hacer las veces de una Side Story para el anime principal, pero cuya continuidad dentro de la cronología de la serie no termina de estar del todo clara, y es que mientras por un lado cronológicamente no calzar en ningun momento especifico dentro de los sucesos de anime, al mismo tiempo se nos es presentado dentro la misma un personajes que mas adelante termina haciendo acto de presencia en las etapas finales de la obra. Por otro lado tenemos una segunda película de titulo Digimon Tamers: Runaway Locomon, estrenada en marzo del 2002, cuyos sucesos vendría a acontecer tras los eventos del anime, aunque estando también la canonicidad de la misma algo entredicha, al no coincidir esta con lo relatado en el único CD drama del anime, Digimon Tamers Original Story: Message in the Packet, cuyos eventos también vienen a ubicarse después de los sucedido en el anime y el cual hasta donde tengo entendido es el que suele tomarse como canónico, terminando de cerrar el mismo por completo la historia de la serie.

Aunado a todo esto existe una pequeña historia corta titulada Digimon Tamers 1984, publicada en 2002 y escrita por el guionista del anime Chiaki J. Konaka con ilustraciones de Kenji Watanabe, la cual nos relata un hecho sucedido en el año indicado en el titulo estando protagonizado por la pandilla salvaje,  grupo que eventualmente hace acto de presencia en el anime como personajes secundarios, básicamente contándonos de forma resumida como fue que este grupo de en ese tiempo estudiantes universitarios dio vida a los Digimons dentro del mundo de Digimon tamers y la primera aparición de uno de estos en el mundo real, presentándose el mismo con un tono de misterio y suspenso bastante marcado, que recuerda a las historia de H.P. Lovecraft, nada de extrañar tomando en consideración la relación que del autor de la historia con las mismas.

Contrario con lo que sucedió con Digimon 02, Tamers no es otra continuación de Digimon Adventure, es un spin off, una historia aparte ubicada en otro mundo, protagonizada por otros personajes y con una direccion diferente, es una nueva iteración a la idea presentada con anterioridad con un enfoque un poco más oscuro y definitivamente mejor elaborada, no es un trabajo hecho a las prisas como 02, es un titulo que se las arregla para defenderse muy bien como una obra individual y hasta el alba de hoy es posiblemente lo mejor que ha engendrado esta franquicia a nivel de series animadas.

Pese a esto no es que Tamers no mantenga ninguna relación con sus predecesoras, estas existen pero hasta cierto punto toman más que nada un papel anecdótico y de entre las mismas son dos las que podemos resaltar. La primera consiste en que la serie como tal fue concebida bajo la idea de que los Digimons, tal como ocurre en nuestro mundo, son de hecho una franquicia de productos de las que nuestros protagonistas son fans, y si bien de la misma lo único que realmente llegamos a conocer es el juego de cartas intercambiables, el cual llega a tener una importancia considerable durante las primeras etapas de la obra, es una hecho bastante conocido que dentro del mundo de Tamers  los dos Digimons anteriores existe como una serie de tv, aunque realmente durante el trabajo nunca se nos dé una constancia palpable de esto. El otro elemento que sirve como conexión con el universo de las series anteriores, resulta ser cierto personaje introducido a mediados de la historia, Ryo Akiyama, entidad de la que ya comente un poco en la pasada reseña de Digimon 02, pero que aquí cobra más presencia, siendo posiblemente una de las peores bazas del título, aunque de esto ya hablare más adelante.
 

Tamers hasta cierto punto deja de lado ese tono de aventura del primer Digimon para enfocar su acción en el mundo real, relatándonos de esta manera la historia de Takato Matsuda, un joven sin mucho carácter y algo llorón, hijo de una pareja de panaderos, quien tras terminar un día de jugar con sus compañeros al juego de cartas coleccionables de Digimon, termina topándose con una extraña carta azul, intrigado la termina pasando por su escáner de cartas sin observar resultados aparentes mas allá de haber estropeado el aparato, pero para su sorpresa la carta, que resulta no ser un objeto de este mundo, termina transformando su escáner en un digivice, que mas adelante tras escanear los dibujos de Takato sobre el Digimon que él quisiera tener, crea un digi huevo del que termina naciendo Guilmon, el Digimon compañero de nuestro joven protagonista.
Takato al inicio estará por demás emocionado ante la situación de tener a su propio bichejo digital como amigo, pero pronto descubrirá que cuidarlo y mantenerlo oculto de miradas ajenas no es cosa fácil, es así que más pronto que tarde terminara conociendo a otros dos Tamers con sus propios Digimons: Henry Wong (Jianliang Li en la versión original), un joven calmo  y bastante maduro para su edad, que junto a su Terriermon no tardaran en hacer migas con Takato y Guilmon, y Rika (Ruki) Makino, una jovencita bastante ruda y con no muy buena actitud, actual campeona del juego de cartas, que a la primera mandara a su Renamon a acabar con el Digimon del chico, siempre teniendo en la cabeza el objetivo de hacerse más fuerte, no importando a quien tenga que aplastar. Una triada dispareja que tras varios roces terminaran uniendo  fuerzas cuando llegue la hora de enfrentar una serie de amenazas, a algunas venidas del mundo digital en la forma de digimons descontrolados que se dedican a hacer destrozos, y otra nacida en su propio mundo, y es que en su misma ciudad resulta estar la base de HYPNOS, una organización gubernamental encargada de vigilar, cazar y detener a los Digimons provenientes del Digimundo, a los cuales se refieren como ”salvajes” no teniendo  su líder, Mitsuo Yamaki, una muy buena impresión sobre los mismos.

Si bien la historia trascurre mayormente en el mundo real, mostrándonos las consecuencias de la aparición de los Digimons en la tierra y los no muy efectivos esfuerzos del gobierno para hacerlse frente, eventualmente la serie nos trasladara durante un tiempo al mundo digital, el cual resulta distar mucho del presentado en la serie anterior, teniendo otras mecánicas y estructura, desvelándosenos durante este viaje varios de los misterios planteados durante el inicio de serie como también explicando el porqué de algunos de los eventos que en inicio parecían suceder solo porque si, y presentándosenos además al que vendría a convertirse en la máxima amenaza para ambos mundos y el enemigo final a vencer durante el último arco de la serie.

Si bien mantiene sus similitudes, Tamer es una obra muy diferente a sus predecesora tanto en planteamiento como en desarrollo, en primera instancia aquí todo el asunto de los niños elegidos que tienen que salvar al mundo de una fuerza maligna no existe, Takato y compañía son niños normales que por situaciones de la vida tuvieron la buena suerte de  hacerse con un Digimon acompañante de una u otra manera,  ellos no han sido elegidos para salvar al mundo ni para luchar contra ninguna amenaza y de hecho al inicio los vemos llendo cada uno por su bola, Rika acabando con Digimons para hacer a Renamon mas fuerte, Henry en su rollo pacifista no queriendo que Terriermon se implique en ningún conflicto, y Takato sencillamente disfrutando del momento y aprendiendo alguna lección de vida junto a Guilmon, pero los cuales ante la aparición de una amenaza, que los pone en peligro no solo a ellos si no también a su ciudad y a sus seres queridos, deciden arremangarse las mangas cada uno por sus propios motivos y luchar a sabiendas de que tienen el poder para hacerlo, en pos de salvar su hogar y descubrir el por qué tras todo lo que está pasando

A sí mismo, mientras que en temporadas anteriores lo niños durante las batallas eran poco más que una batería con patas, un elemento que disparaba las evoluciones de sus compañeros Digimons pero que en la acción real no tenían mucho cabida, aquí se les ha dado un papel más activo en las mismas, primeramente mediante el uso de las cartas mismas que utilizaban para jugar, pero que al combinarse con los digivice permiten conferirles a sus Digimons armas, artefactos o habilidades con las que originalmente no disponen, potenciando su accionar y haciendo que la habilidad de los chicos para pensar en tácticas  en medio de la lucha tenga peso en el desarrollo de esta. El otro elemento a través del cual se les dio a los muchachos más presencia en las batallas es introducido hacia el tramo final de la serie, cuando los Digimons ganan su etapa final de evolución, y es que para lograr esto ultimo aquí resulta que los niños de echo deben de fusionarse con sus Digimons, convirtiéndose en parte de estos cuando luchan en dicha forma, guiandolos y dándoles ordenes desde adentro.

Otro elemento menos notable pero igualmente presente es el pequeño cambio de enfoque que se les dio a los Digimons, y es que aquí algo que se deja bastante en claro es que los mismos son bestias con un gran instinto y deseo de pelea, en las temporadas anteriores si bien los protagonistas constantemente se tenían que enfrentar con Digimons enemigos con los que se topaban, estos por lo general eran criaturas que estaban siendo controladas por un mal mayor o eran de entrada parte de las fuerzas enemigas, por lo que estaba esa idea de que los mismos  por naturaleza no eran necesariamente agresivos, siendo seres similares a los humanos con los que podía llegarse a dialogar. En tamer si bien hasta cierto punto se mantiene vigente esta idea, desde muy temprano algo que se nos deja ver es que los Digimons de echo gustan de luchar, es parte innata de su naturaleza y lo necesitan para cumplir su meta de digievolucionar a formas más poderosas, para lo cual no dudan en absorber los datos de sus rivales vencidos, esta naturaleza combativa es algo que llega anotarse más que nada en Renamon y Terriermon, siendo que la primera de echo hizo pareja con Rika precisamente debido a que tenía la esperanza de que esta la hiciera más poderosa, y teniendo en el segundo a una criaturita de apariencia adorable pero que constantemente discute con su compañero humano por que este no le deja entrar en combate por mucho que lo desee.

Uno de los punto fuertes de este trabajo fue el buen trato que se le dio a los personajes, al reducir el cast de protagónicos solo tres a permitido que la historia pudiera enforcarse y desarrollar de mejor manera a los mismos, dándoles mas tiempo en pantalla y permitiéndoles a estos crecer de mejor manera como personajes. Takato como ya comente inicia siendo un niño sin mucho carácter y algo llorón, que a veces nos sabe si luchar o no, pero que con el paso del tiempo va ganado más confianza y se vuelve alguien lo suficientemente valiente como para encarar los peligros que se le pongan en frente; Rika por su parte empieza siendo una chica fría y abusiva, quien trata a Renamon solo como una herramienta y que cree que puede hacer todo sin ayuda de nadie, pero que termina aprendiendo que esto no es siempre así, mejorando con el pasar de los capítulos su relación con su Digimon, logrando forjar una amistad con ella  y estando dispuesta a arriesgarse por el bien de otros; Henry por su parte es el que menos cambio presenta, estando su arco de personaje relacionado con el hecho de que no quiere que Terriermon luche ya que puede salir lastimado, pero teniendo que aprender que a veces aunque no lo quiera es necesario combatir cuando la situación lo apremie.

Así mismo este serie cubre una de las falencias vistas en al producciones anteriores, me refiero a la casi nula  personalidad de los Digimons, que aquí pasaron de ser solo meras herramientas para el combate a personajes hechos y derechos, y es que si bien ninguno de ellos termina siendo una maravilla de personaje,  si llega a notársele a los mismos cierto grado de desarrollo durante el trasncurso de la obra, cosa que a su vez permite potenciar el trabajo llevado a cabo en sus compañeros humanos.

Todo este buen trabajo en los personajes principales igualmente se ve reflejado en más de un personaje secundario, destacándose de éntrelos mismos tres en particular: Impmon, un pequeño, travieso y problemático Digimon que vaga solitario  por la ciudad, el cual si bien en un inicio se nos es introducido solo como una pequeña molestia y un elemento hasta cierto punto cómico, mas adelanta termina causando más de un desastre, al básicamente vender su alma al diablo para conseguir más poder, presentando tras de sí un trasfondo de abuso que explica su personalidad conflictiva para con los humanos y el por qué su negativa de confiar en otros, teniendo tras de esto que pasar por un arco de redención bastante agradable de seguir; Juri Katou, la chica por al que Takato está colado y que eventualmente se termina volviendo parte del grupo de los Tamers, cobrando importancia la misma durante la etapa final de la serie, cuando un suceso trágico la haga entrar en una depresión que será aprovechada por el enemigo final para hacer de las suyas en el mundo real, y de la que la chica tendra que salir con la ayuda de mas de uno de sus compañeros; Y finalmente el ya mencionado Mitsuo Yamaki, líder de HYPNOS, que inicialmente se nos presenta como uno de los primeros antagonistas de la serie, un tipo que no es realmente malo pero cuyo odio a hacia los Digimons nubla su juicio, el hombre le tiene miedo a estas criaturas porque sabe de lo que son capaces, cosa que le ha llevado a despreciarlas, esto aunado a que no los considera seres vivos reales, le lleva a no tener escrúpulos en su mision de acabar con ellos, Yamaki realmente no considera que este haciendo algo malo y cree que sus acciones son mejor curso de acción para mantener al mundo real seguro, pero cuando sus planes le lleven a meter la pata hasta el fondo, empeorando la situación de la aparición de Digimons salvajes en el mundo real, y al darse cuenta de lo que los Digimons son en realidad, rectificara su camino volviéndose durante el resto de la serie el mejor aliado que los chicos hubieran podido pedir, resultando con todo esto uno de los personajes mas interesantes y atractivos de la obra.

Infortunadamente no se puede hablar tan bien de todo el elenco y es que dejando de lado a algunos personajes secundarios que hace las veces de enemigos menores sin mucha trascendencia o que actúan como un alivio cómico dentro de la obra pero sin demostrar mucho carisma, como ya mencione atrás uno de los puntos más flojos de la serie está encarnado  precisamente en uno de sus secundarios, Ryo Akiyama, personaje venido directamente de los videojuegos de Digimons para la consola Wonderswan, que se nos es presentado en el universo de Tamers sin mayor introducción. Miren la cosa es esta, Ryo como personaje indivisual resulta un elemento por demás atractivo, te pones leer  un resumen de su historia y te das cuenta de lo genial del personaje y su aventura, e incluso te entran ganas de jugar sus juegos, la cosa es que todo lo que a echo el personaje antes de su aparición dentro de esta serie aquí nos termina importando un pepino, el chico sencillamente es introducido sin mayor moderación o preparación, presentándonoslo como la ultima coca cola del desierto, no explicando de donde viene o quien es exactamente, y llevándole a entablar una suerte de “rivalidad”/”tensión romántica” con Rika, que termina causando que mucho de los momentos de brillo de esta terminen llendo a menos en pos de darle algo de presencia al chico de una u otra manera, y no siendo su existencia en esta obra otra cosa más que una estratagema para atraer a los fans del juego a la serie y viceversa, y no presentado el muchacho ningún tipo de desarrollo ni ofreciendo algo a la trama que justifique su presencia aqui.

Por otro lado, tenemos el asunto de que fuera de Yamaki realmente la serie no es que tenga muy buenos villanos, y la razón de esto es que más que un villano el anime lo que tiene es una gran amenaza a vencer, una amenaza que aunado a una serie de sucesos imprevistos, lleva a los que creíamos que eran los enemigos a actuar contra los humanos en pos de sobrevivir, pero no siendo realmente su objetivo invadir o destruir el mundo real. Los primero Digimons contra los que se enfrentan los muchachos son sencillamente Digimons fuera de control, criaturas que por una razón u otra, a veces buscando a un tamer que les ayudara a fortalecerse, terminaron llegando al mundo real, pero que empezaron a hacer destrozos y hubo que detenerlos, son Digimons de poca monta no especialmente poderoso y la razón por la que se supone se creó HYPNOS en primer lugar. Más adelante tras cierto plan fallido de la susodicha organización de Yamaki, la barrera entre el mundo real y el digital se debilita, permitiendo entrar a Digimons más poderoso, es aquí donde entran en escena los devas, un grupo de Digimons inspirados en el horóscopo chino que empiezan a hacer verdaderos destrozos y  que parecieran estar buscando algo, siendo la aparición de estos lo que verdaderamente ponen en marcha la trama de la serie y llevando a que los niños decidan eventualmente viajar al Digimundo, lo que les lleva  a conocer la verdadera amenaza no solo para el mundo digital si no para el suyo propio.

Ahora bien, con respecto al desarrollo de la serie como tal, la serie se mueve a un ritmo correcto, si bien como cosa negativa puede señalarse que el anime tiene un inicio muy lento y que buena parte del arco centrando en el mundo digital resulta por demás tedioso, la historia que se nos presenta en esta ocasión sin ser la más elaborada si resulta atractiva  y es interesante de seguir,  a momentos aun existe ese sentimiento de repetitividad de los Digimons anteriores pero el mismo no es tan marcado y el constante desarrollo de los personajes ayudan a diluirlo un poco, sin mencionar que se agradece una mayor presencia de los padres de los chicos asi como de otros adultos en el desarollo de la historia. Asi mismo el anime logra ofrecer unos muy buenos momentos, algunos por demás cargados emoción, de entre los que como no destaca el final y despedida de la obra, que aunque algo apresurado resulta por demás agridulce en un buen sentido, siendo una conclusión en la que si bien los buenos ganan, los mismos no es que queden del todo felices y contentos, llevando su victoria a un sacrificio que no se esperaban.

Adicionalmente esta temporada nos llega a ofrecer una de las batallas más intensas y larga de la franquicia, la lucha entre Dukemon (Gallantmon) y Beelzebumon cerca del final del arco del viaje al mundo digital, un combate con sus buena dosis de drama durante el cual presenciamos la primera digievolucion de un Digimon en su etapa final dentro de esta serie, y la cual con su final solo nos deja con perdedores, significando la misma el inicio del camino de redención para Impmon y la caída a la oscuridad de Juri.

Pese a todos los halagos que estoy dando no estoy diciendo que Digimon tamers sea un titulo perfecto, aunque en menor medida sigue presentando fallos similares a los de su predecesora, tal como pueden ser huecos y conveniencias argumentales que hacen acto de presencia cada tanto, hay elementos o personajes que parecen  salir de la nada o que aparentan tener más para contar pero a los no se les termino dando suficiente presencia o tiempo en pantalla, e igualmente hay personajes que realmente no aportan nada verdaderamente relevante a la historia y de los que se hubiera podido haber prescindido con suma facilidad. Estos son detalles pequeños pero numerosos que si bien no son difíciles de notar a la final no es que afecten el nivel de disfrute de la obra.

Visualmente hablando Digimon Tamers si bien mantiene una estética similar a la de sus predecesoras, empleando de hecho el mismo estilo de diseño de personajes, si se nota algo más elaborada que Adventure y 02, la animación sin ser ninguna maravilla es algo más fluida y con un dibujo un poco mas detallado y la paleta de colores resulta más agradable a la vista, Así mismo el trabajo de fondos si bien cambio su estilo con respecto a las otras series, se siente más elaborado y en general mas atractivo, aunque también mas genérico.

Finalmente con respecto a la música, nuevamente nos encontramos frente a un soundtrack bastante competente, y es que si bien a nivel instrumental Tamers no presenta tonadas tan memorables como las series anteriores, este no es en absoluto malo, encontrando temas cosas como, “Net no Umi”, “Setsunasa”, “Blue Card”, “Sousa” o “Digimon Tamers no Theme “, aunque siendo otra vez a la final las que más resaltan los temas de digievolucion y en este caso también el tema de cambio de carta: “One vision”, “EVO” y “Slash!”. El opening de titulo no se Bigges Dreamer” no se queda atras siendo el favorito de muchos, mientras que los endings siguen sin dar mucha pelea, encontrándonos ene esta ocasión con "My Tomorrow" y "Days~Aijou to Nichijou~", entrepretados estos y tal como ya venia siendo costumbre por Kouji Wada y AiM .
// Conclusión //
Como ya mencione considero a Tamers lo mejor que ha engendrado la franquicia a nivel de series animadas, no es un titulo perfecto pero está en general muy bien hecho y sabe cómo aprovechar y sacarle provecho a las ideas presentadas en su predecesoras, al tiempo que se las arregla para innovar en varios aspectos, logrando resaltar de gran manera en lo que refiere al trabajo con los personajes,  y entregándonos una historia con su buena dosis de misterios y enigmas por resolver, en fin un titulo por demás recomendado, tanto si eres seguidor de la franquicia como sino.
// Calificación: 7.5/10//

2 comentarios:

  1. Te doy las felicidades, amigo Gensox. Te has currado muchísimo esta reseña y has tocado los puntos más importantes. Me habria gustado que tocaras más algún tema como la envidia de Inpmom y su posterior búsqueda para redimirse por el daño cometido, pero simplemente genial. Guardaré esta entrada como mis favoritas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De echo yo tambien me quede con ganas de hablar de varios otros temas, pero la reseña estaba quedando demasiado larga y yo me estaba empezando a cansar de escribir, adems de que no encontraba por donde tomarlos para empezar a ahblar de ellos. Igual, si te interesa revisar un comentario mucho mas extenso de la serie, en youtube hay un usuario llamado cactuscasual que le a dedicado a casi todas las series de digimon unas reseñas de literalmente horas de duracion bastante buenas.

      En fin, mcuhas gracias por el comentario, saludos :)

      Eliminar