viernes, 17 de febrero de 2017

Reseña Anime: Tenkuu Senki Shurato

https://youtu.be/V2ZT05rP3e8
// Genero: Acción Fantasia, Magia.
// Director: Toshihiko Nishikubo // Estudio: Tatsunoko Production
// N° de Episodios:38 // Año:1989
// Sinopsis //
Mientras se encontraban compitiendo en la final de un torneo de artes marciales un chico de 16 años llamado Shurato y su amigo de la infancia Gai son transportados sorpresivamente a otro mundo, un lugar divino conocido como la Esfera Celestial. Tras encontrarse con la desagradable sorpresa de que ahora Gai intenta matarlo, pronto Shurato descubrirá que la razón de haber sido llevado allí es porque él es la reencarnación del Rey de Shura, uno de los ocho guerreros celestiales conocidos como los ocho valiente a las ordenes de su majestad Vishnu, y su fuerza es requerida para hacer frente al regreso de Shiva el dios de la destrucción, quien fuera expulsado de la Esfera Celestial diez mil años atrás junto a sus seguidores. Pero ahora la traición inesperada de uno de sus supuestos aliados llevaran al joven Shurato a tener que enfrentarse a aquellos que deberían de ser sus compañeros en armas.


// Impresiones //
Estrenada en 1989, Tenkuu Senki Shurato, conocida en su doblaje al español simplemente como “Shulato”, es un anime de 39 episodios producidos por los estudios Tatsunoko Production  bajo la dirección de Toshihiko Nishikubo (Akai Koudan Zillion, Giovanni no Shima, Video Girl Ai, etc.), contando la serie además con una secuela en formato OVA de seis episodios titulada “Tenku Senki Shurato: Sosei he no Anto” estrenada en 1991, y con un manga de 6 volúmenes recopilatorios publicados entre 1988 y 1989. El titulo llego en su momento a ser doblado al español para su distribución en España, mas como cosa curiosa el doblaje en si fue realizado en Latinoamérica, según tengo entendido debido a una huelga de actores que existía en el momento.

Considerando las fechas en las que salió y muchos de los elementos que presenta, es difícil no ver a Shurato como una mera copia de Saint Seiya (Caballeros del zodiaco), una respuesta por parte de Tatsunoko para hacerle frente la franquicia vendedora de juguetes y figuras de Toei, la cual cambia toda la temática griega de la obra de Masami Kurumada a una de corte budista, siendo la misma un shonen de peleas y fantasía que partiendo de la premisa del héroe perdido en otro mundo, nos relata el viaje de un joven y sus compañeros que ataviados con poderosas armaduras divinas deben de sortear una serie de peligrosos enemigos para salvar de la destrucción a un mundo mágico conocido como la Esfera Celestial.

La serie como ya comente entes imita varios de los elementos vistos previamente en Saint  Seiya, siendo lo mas obvio todo el tema de las armaduras sagradas, pero notándosele también similitudes a nivel argumental, tales como trama de un cuarteto de héroes teniendo que luchar contra los que se suponen que son sus aliados debido a las conspiraciones de un traidor infiltrado, o el hecho de que estos tengan que salvar a una diosa aprisionada por el susodicho traidor para así poder salvaguardar el mundo en el que transcurre la historia. Teniendo entonces asi una obra dividía en dos grandes arcos, que se desarrolla a través de un formato semi episódico, en el que si bien hay una trama de fondo que poco a poco va a avanzando, por otro lado se tiene que el centro de cada capítulo está en el enfrentamiento de nuestros héroes contra algún rival de turno, escaramuzas que poco apoco les llevaran a ir desarrollando sus habilidades de combate al tiempo que mejorar la relación entre ellos.

El anime en si se trata de una obra bastante genérica dentro de a lo que el género shonen refiere, la cual si bien no resulta precisamente aburrida, realmente no es que ofrezca mayor cosa que no se haya visto antes o después implementado de mejor manera en títulos del mismo estilo, no entregando realmente mayor incentivo para verla fuera de los bonitos diseños y un soundtrack competente, pese a esto la serie en inicio realmente no pinta  mal, presentando un primer arco que dura más o menos hasta el episodio  24, y el cual resulta dentro de todo bastante decente, el problema del título viene después de esto, y es que su segundo arco además de ser considerablemente menos entretenido de seguir que el primero, sufre de varias carencias a nivel técnico que no le ayudan para nada y de los que ya hablare un poco más adelante, culminando este en el episodio 35 y dejando espacio para tres capítulos mas que hacen las veces de una suerte de epilogo, pero que sinceramente sentí innecesarios, no ofreciendo estos episodios nada que realmente valga la pena y siendo de hecho bastante aburridos.

Cabe mencionar además que si bien el titulo a momentos intenta introducir algo de drama con la muerte de algunos personajes durante el desarrollo de la historia, el tono trágico de estos eventos queda muy diluido por el hecho de que desde el segundo capítulo se nos dice que en el mundo de la Esfera Celestial las personas no necesariamente mueren, pudiendo estas trasmigrar y regresar de nuevo a la vida con ayuda de Vishnu. Este recurso de la resurrección, si bien no es como que no se halla empleado en otros títulos, a veces al punto de que las muerte en dichas historias han perdido total significado, aquí resulta una metedura de pata, no porque exista el recurso en si, si no por el echo de revelársenos que esto es posible desde tan temprano en la historia.

En lo que a los personajes refiere, este no es una aspecto en el que al obra sobresalga mucho que digamos,  resultando los mismos muy genéricos y arquetípicos, cosa para lo que solo hay que echar un ojo al protagonista, que resulta tu típico prota shonen de turno, aguerrido, sangre caliente y de buen corazón, pero algo tonto e imprudente. Adicionalmente cabe decir que si bien los personajes no caen mal como tal, al mismo tiempo no son entes con los que sea fácil sentirse identificados de alguna u otra manera, resultando estos en casi todos los casos en exceso planos y unidimensionales.

Visualmente hablando este es un titulo que en inicio se muestra atractivo pero que según avanza decae hasta límites insospechados, y es que a este apartado era al que me refería hace un par de párrafos atrás cuando comentaba sobre las decaídas a nivel técnico. Miren  durante lo que son más o menos los dos primeros tercios de la serie Shurato es un anime que se ve bastante bien, y es que dentro de las limitaciones típicas de las series de la época, que nos llevaran a ver un reciclaje de escenas brutal y mucho uso de de fondos con speed lines para simular movimiento en personajes estáticos, estamos ante una serie que se defiende de buena manera, esbozando un buen nivel de detalle en el dibujo y resultando agradable de ver para los ojos.

La cosa mala llega al poco tiempo de iniciar su segundo arco, mostrando el anime varias caídas de calidad en este apartado brutales, al inicio no resulta mucho más que algo de perdida en el detalle de dibujo, pero llegado a los episodios  29 y 30 la calidad en este apartado decae al punto de lo grosero, topándonos con episodios completos en los que los personajes se mueven de manera extraña y brusca debido a la muy notoria falta de frames en ciertas escenas, viendose la animacion muy arcaica a momentos, y llegando a toparnos con joyitas tales como errores muy vistosos en la coloración de los personajes (pieles que durante segundos tiene un color totalmente diferente al habitual, o mechones de cabello sin color alguno), o escenas en las que los personajes están hablando y no les vemos mover la boca.

Fuera de lo anterior debo decir que en cuestión de estética el titulo me gusto mucho, varios de los personajes ostentan diseños muy atractivos, al mismo tiempo las armaduras que estos visten, si bien se ven de lejos que fueron diseñadas con la idea de fabricar juguetes y figuras de ellas, las mismas lucen muy llamativas y bien ideadas, la paleta de colores por su parte es muy agradable, y varios de los fondos resultan muy bien hechos y ayudan mucho a dar a la esfera celestial la sensación de realmente que es un mundo fantástico distinto a la tierra.

Por parte de la música, para mi sorpresa el soundtrack de Shurato se las arregla de buena manera para entregarnos varios temas muy agradables al oído y bien empleados durante el transcurso del título, encontrándonos entre los mismos varias pistas cantadas que no están nada mal. Mientras que en lo que a openings y endings refiere tenemos dos de cada uno, estando los primeros titulados como "Shining Soul" y  "Truth"  y los segundos como "Sabaku no Meizu (Desert Labyrinth)" y "Caravan" , todos interpretados por Satoko Shimizu y resultando bastante buenos en general, aunque siendo por lejos el segundo opening mi favorito personal.

 
Respecto al apartado del doblaje no tengo queja alguna, estando el trabajo del mismo muy bien echo y con una selección de voces por demás adecuada, desafortunadamente la versión que está disponible por internet presenta ciertos problemas con el audio en general, mostentando el mismo un extraño vaivén en el que el volumen sube y baja constantemente sin control alguno, cosa que en capítulos concretos llega a resultar bastante molesto y dificulta entender los diálogos de los personajes.
 
// Conclusión //
Si bien Shurato presenta algunos elementos llamativos, como son su diseño de armaduras o toda la temática budista, realmente no es un titulo que valga particularmente la pena, es un shonen genérico y muy del montón, que realmente no ofrece mayor incentivo para ponerse con él fuera del hecho de que en su momento fuera la competencia de saint seiya. No es aburrido pero tampoco demasiado entretenido, por lo que se me hace realmente difícil recomendarlo mas allá que como una mera curiosidad.
// Calificación: 5/10 //


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)