viernes, 31 de marzo de 2017

Reseña Anime: Nijuu Mensou no Musume


// Genero: Misterio, Aventura, Acción.
// Director: Nobuo Tomisawa // Estudio:Bone y Telecom Animation Film
// N° de Episodios: 22  // Año:2008
// Sinopsis //
Chizuku es la hija de la acaudalada familia Mikamo, quien tras la muerte de sus padres ha sido encargada al cuidado de sus tíos, pero debido a que su tía quiere hacerse con la fortuna de la familia de la que Chizuku es la legítima heredera, ha confabulado con su esposo para envenenar la comida de la joven, quien no tarda en darse cuenta de la situación. Un día sin embargo Chiko terminara siendo secuestrada por el afamado ladrón Veinte Caras quien le ofrecerá una salida a su desgracia, volviéndose así la joven desde ese día  parte de su banda de ladrones y ganándose con el tiempo el apodo de "La hija del Veinte caras".


// Impresiones //
Estrenada en abril del 2008, Nijou Monsou no Musume, distribuida fuera de Japón como  “CHIKO, Heiress of the Phantom Thief”, pero siendo su traducción mas correcta, “Daugther of Twenty Faces”, o en español, “La hija del veinte caras”, es la adaptación animada del manga homónim autoria de Shinji Ohjara, el manga que inicio su publicación en 2002 esta compuesto de dos partes, una primera de ocho volúmenes publicado hasta el 2007 y titulada simplemente, Nijou Monsou no Musume, y una segunda que inicio su publicación inmediatamente después hasta el 2008 de nombre, Nijou Monsou no Musume Utsushiyo no Yoru, compuesta de tan solo dos volúmenes recopilatorios.

El anime que aquí nos atañe fue producido por los Estudios Bones en cooperación con Telecom Animation Film bajo la dirección de Nobuo Tomizawa, contando el titulo con un total de 22 episodios en su haber y presentando la obra como peculiaridad el hecho de tomar prestados a dos de los personajes de las obras de Edogawa Rampo, renombrado escritor japonés  de novelas de misterio que vivio entre 1894 y 1965, siendo estos: el ladrón caballeresco conocido como “El Demonio de Veinte Caras “ y su archí enemigo, el detective Kogoro Akeshi, obteniendo los mismos aquí el rol de personajes secundarios.

La serie, la cual vine a conocer por casualidades de la vida mientras buscaba información de otro trabajo, nos siendo un titulo precisamente conocido ni muy notorio que digamos, resulto ser una  verdadera sorpresa, encontrándo en el una obra bastante llevadera y atrapante de valores técnicos por demas decentes y el cual si bien presenta un inicio algo lento, es una obra que no tardo mucho en lograr captar completamente mi interés, dejandome facilmente enganchado hasta el final.

Pudiendo describirse a groso modo como una historia de misterios ambientada en el Japón de la post guerra de los años 50`s, el trabajo nos relata la historia de Chizuku Mikamo, una joven huérfana de 11 años y de clase alta, quien tras la muerte de sus padres tiene que vivir con sus tíos, los cuales intentando hacerse con una herencia destinada a la muchacha,  han estado intentando acabar con su vida al envenenar su comida. Chizuku siendo una jovencita bastante avispada y adepta a las obras de misterio y detectives, y de paso gran fan del ladrón de guante blanco conocido como el Veinte Caras, no tarda en darse cuenta de lo que sucede y si bien no puede evitar la situación por completo, mínimo previene el ser envenenada con una dosis letal.

Es en esta precaria situación que la joven ve una luz al final del túnel en forma del mismisimo Veinte caras, quien tras anunciar que  va tras una valiosa joya en posesión de la chica, termina no solo robando la susodicha si no también “secuestrando” a Chizuku,  proponiéndole a esta ir con el, cosa que la muchacha acepta inmediatamente.  Es así que tras un intrépido escape, la joven pasara a formar parte de la banda del afamado ladron, conformada en inicio por un puñado de habilidosos y rudos hombres de buen corazón, que si bien en inicio no están muy de acuerdo en que una niña tan pequeña se una a sus fila,s no tardaran en cambiar de opinión, cogiéndole cariño a la muchacha, que demuestra no solo querer dar todo de sí para serle útil al ladrón y sus cómplices, si no también ser bastante lista y emprendedora, dedicándose así estos durante los dos años siguientes a enseñarle a la joven todo lo necesario para desenvolverse en su peligroso mundo y que pueda defenderse por sí sola, ganándose Chizuku al poco tiempo el apodo de “La hija del Veinte Caras”.

Infortunadamente para nuestra protagonista, cierto evento inesperado le llevara a separarse de aquellos que le han criado todo este tiempo, y tener que volver con su tía quien no es que este precisamente feliz de ver a la muchacha vivita y coleando, regresando esta  a sus viejas mañas de intentar envenenar a su sobrina, pero Chizuku ya no siendo la misma niña indefensa de dos años atrás y contando ahora con más recursos a su disposición, terminara inutilizando los intentos de asesinato de su tía, convirtiéndose estos en una mera molestia para la muchacha, quien a partir de ahora e influenciada por el detective Kogoro Akeshi, empezara a dar caza al veinte caras en pos de reunirse nuevamente con él, búsqueda que resultara más complicada de lo que espera, en parte porque al portar el titulo de la hija del veinte caras se ha vuelto el objetivo de varios malhechores y enemigos del afamado ladrón, quienes creen que la joven tiene la información de la fortuna y legado de este último, y en parte también por que su investigación en pos de descubrir más sobre su mentor y así dar con él, le llevaran meterse de lleno en un gran misterio, relacionado con una serie de experimentos inhumanos y el desarrollo de armas secretas llevados a cabo durante la guerra y con los que el ladrón de guante blanco estuvo involucrado.

El anime resulta en general una obra bastante amena, que se mueve a un ritmo por demás agradable que evita que te aburras, logrando entregar en el proceso una serie de tramas de misterio no precisamente espectaculares pero sí muy bien llevadas e interesantes, las cuales se intercalan con momentos de acción muy acertados, pero de las que tengo que decir que me hubieran gustado que presentaran un mayor grado de suspenso, siendo este ultimo un factor que no resulta demasiado trabajado y que se echa algo en falta en especial teniendo en cuenta la tematica del titulo.

La obra que puede dividirse en tres grandes arcos argumentales, inicialmente se presenta como un titulo de ladrones, yendo su primera parte como ya mencione antes, del como Chizuku se une al grupo del Veinte caras y es instruida por estos, siendo este personalmente mi arco preferido de la serie y no habiéndome molestado que todo el anime tratara de dicho tema, pero cambiando pronto el trabajo su enfoque  a uno más detectivesco y de aventura, tomando en el camino la serie un tono algo mas fantasioso, con la aparición en escena de villanos poseedores de poderes o habilidades especiales, dicho cambio si bien no resulta mal llevado si puede llegar a sentirse en inicio un poco chocante, precisamente por la entrada en escena de este elemento fantasioso,  presentando la serie algunas situaciones medio inverosímiles con respecto a lo visto en su primera parte, que pese a sus exageraciones nos presentaban un mundo relativamente “normal”, siendo precisamente el segundo arco donde más se nota esto, especialmente por las habilidades que ostenta el antagonista principal de turno.

Sobre los personajes, tengo que decir que en lo que villanos refiere la serie no me convenció del todo, y es que si bien algunos de ellos están bien trabajados y presentan motivaciones y trasfondos entendibles, otros sencillamente resultan en extremo planos y estereotípicos, sintiéndolos a todos en su conjunto algo clichés y realmente no siendo del todo atractivos como  personajes.

Por su parte del lado de los buenos ya la cosa esta aun poco mejor, con una protagonista que si bien por lo que le ha tocado vivir se nos presenta con una personalidad algo estoica y seria,  también  cuando es necesario demuestra ser una chica joven como cualquier otra, resultando un personaje atractivo, repleto de habilidades y conocimientos que le ayudaran en  sus andadas y a salir de más de un aprieto, pero al mismo tiempo no siendo alguien infalible y necesitando ayuda de otros en más de una ocasión. 

Por su parte de entre los secundarios destacan como ya imaginaran el Veinte caras, que resulta un personaje bastante misterioso y por lo mismo interesante, del que si bien vamos descubriendo cosas a lo largo de la serie, nunca deja de tener a su alrededor ese halo enigmático que le caracteriza. Otros personajes que también merecen mención son Shunka Koito, primera y mejor amiga de Chizuku, la cual si bien se nos presenta inicialmente como la típica chica popular y malvada de instituto que quiere hacerle la vida imposible a nuestra heroína, rápidamente se convertirá en la compañera de aventura de estas, aunque infortunadamente para ella, también ocupando el papel recurrente de la damisela en apuros a la que hay que rescatar, mientras que por otro lado tenemos a Tome, sirvienta y guardiana de Chizuku que gana importancia durante el transcurso del segundo arco, y a Ken, un experto en el uso de Cuchillos y ex miembro al igual que Chizuku de la banda del Veinte Caras, quien le considera a el como a un hermano mayor, el cual se encargara de darle una mano a nuestra heroína cada que esta lo necesite, cuidándole las espaldas desde las sombras.

Visualmente hablando el titulo se defiende bastante bien, y es que si bien el anime no es que ostente un apartado visual muy llamativo que digamos, la animación no está para nada mal, no presentando caídas de calidad notorias durante sus veintidós capítulos y entregando algunas escenas de acción muy bien trabajadas, al mismo tiempo el anime ostenta una paleta de colores no muy vistosa que tiende a los tonos opacos y grisáceos, mientras que los diseños de personajes por su parte resultan bastante atractivos, notándose en algunos cierto look retro, mientras que por su lado el trabajo de fondos se muestra muy correcto y con un buen nivel de detalle.

Respecto a la música he de decir que he quedado bastante encantado logrando el soundtrack trasmitir de muy buena manera esa sensación de misterio y aventura tan presente en el titulo, entregando algunas tonadas bastante atractivas entre las que encontramos: ”Kareinaru Nusumi no Theme”, “Suriru no Kaze wo Kitte”, “Surechigai”, “Kareinaru Nusumi no Theme Not BRASS” o “Chiko - Nijuumensou no Musume one”, entre otras varias mas. Por su parte el opening y el ending de  de títulos “Kasumi”, y "Unmamed World,” interpretados respectivamente por 369 miroku, y Aya Hirano, si bien no son malos personalmente no fueron del todo de mi agrado, ni visual ni musicalmente, encontrándolos poco atractivos siendo de esos que a lo mucho veras una vez y después te los saltaras en el resto de los episodios.
 
// Conclusión //
Un titulo a primera vista no muy llamativo pero bastante competente en general, que pese a tener ciertos puntos flojos resulta ser una obra muy llevadera y entretenida de ver y en general bien elaborada. No es un anime imprescindible en ningún sentido pero considero que vale bastante la pena, siendo de paso bastante fácil de digerir, en fin, una serie muy recomendable a la que les sugeriría que el echaran el ojo si es que tienen la oportunidad.
// Calificación: 7/10 //


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)