Entrada destacada

Reseña Anime: Mobile Suit Gundam: Iron-Blooded Orphans

viernes, 24 de marzo de 2017

Reseña Anime: Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu

https://youtu.be/V2ZT05rP3e8
// Genero: Drama, Historico.
// Director: Shinichi Omata // Estudio:Deen
// N° de Episodios: 25  // Año: 2016-2017
// Sinopsis //
Yotaro acaba de salir de la cárcel y sólo tiene un objetivo: convertirse en el aprendiz de Yakumo Yurakutei VIII, un maestro del rakugo, arte japonés de contar historias de monólogo. Tras ser aceptado por Yakumo conoce a su protegida, Konatsu, hija de otro gran exponente muerto de manera trágica: Sukeroku Yurakutei II. El joven Yotaro se esfuerza para dar lo mejor de sí y encontrar su propio estilo de rakugo.


// Impresiones //
Basado en el manga homónimo de 10 volúmenes autoría de Haruko Kumota, publicado entre el 2010 y el 2016, Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu, que vendría a traducirse a algo así como “Rakugo y Doble suicidio de amantes en las eras Showa y Genroku”, es un anime estrenado durante la temporada de invierno del 2016 compuesto por un total de 13 episodios, siendo precedido por un par de ovas que llevaban el subtitulo de “Yotarou Hourou-hen”, lanzadas un año antes con los volúmenes 7  y 8 del manga, y que fueron presentados dentro de la serie como un primer episodio de una hora de duración, siendo un año despues el anime sucedido durante la temporada de invierno del 2017 por una secuela de 12 episodios con el subtitulo de “Sukeroku Futatabi-hen” que le daba fin a su historia, habiendo sido la obra producida por los estudios Deen, con la dirección de Shinichi Omata quien trabajo bajo el nombre de Mamoru Hatakeyama.

Rakugo ha sido un trabajo que me ha dejado sorprendido, siendo un titulo que originalmente no tenía planeado ver y el que sinceramente no esperaba que me agradara siendo que no soy muy dado a este tipo de historias dramaticas, pero el que tras ponerme a seguir durante la transmisión de su primera temporada por los buenos comentarios que escuchaba del mismo, a la final me termine topando con un trabajo que me dejo encantado desde el primer momento, siendo una obra realmente muy bien elaborada y llevada, que te atrapa durante los 25 capitulos que le conforman.

La serie se trata de un drama de época de demografía Josei, ambientada tal como lo dice su titulo durante las eras Genroku y Showa (aunque técnicamente también se sucede durante la era Taisho ubicada entre estas dos), en lo que más o menos seria desde finales del siglo XVIII e inicios del siglo 19, hasta finales de este último, abarcando por los mismo eventos tales como la segunda guerra mundial, y la occidentalización y bonanza de Japón tras su derrota en dicho conflicto. Yendo la historia de la vida del intérprete de Rakugo, una forma de teatro japonés que consta de un solo hombre contando historias en las que interpreta a todos los personajes mientras permanece sentado, el octava generación Yakumo Yurakutei, también conocido durante la serie como Kikuhiko, relatándonos la obra todas sus vivencias desde su niñez, cuando  se ve obligado a convertirse en aprendiz de un maestro de Rakugo al no poder seguir con su carrera de bailarín tras estropearse una pierna, su crecimiento y maduración como artista y persona al lado de su condiscípulo, Sukeroku, con quien vivirá los cambios suscitados en Japón tras la guerra, y su romance con la hermosa  Miyokichi, que eventualmente desenvocaria en una tragedia, para más tarde transpórtarnos años después, ya durante su vejes estando consagrado como un gran intérprete de Rakugo, relatándonos su relación con su discípulo el ex convicto Yotaro, y su cada vez más cercano encuentro con la muerte.

Si bien Kikuhiko se eleva como el protagonista principal de la obra, relatándosenos la misma mayormente desde su punto de vista, y siendo los conflictos que le rodean las que ocupan el mayor tiempo en pantalla, ya sea en su desarrollo y frustraciones como artista al no poder encontrar su propio estilo y sentirse a la sombra de Sukeroku, o los referentes a sus relaciones personales, lo cierto es que dependiendo  del momento de la serie en el que nos encontremos este comparte protagonismo con otro personaje, siendo que durante la primera temporada, la cual vendría a presentársenos en forma de Flahsback por el propio Kikuhiko, este comparte pantalla con Sukeroku, relatándosenos el cómo se va desarrollando su amistad y relación laboral durante buena parte de su vida, desde su niñez hasta su adultez, para durante la segunda temporada, ser este ultimo sustituido por Yotaro, quien con sus propios problemas y con una personalidad muy distinta a la de  Kikuhiko, tendrá que enfrentar también varios dilemas, algunos causados por decisiones pasadas de su vida, otros muy similares a las que su maestro tuvo que superar durante su formación como  artista de Rakugo, y algunos relacionadas con su vida familiar, toda mientras a la par se nos va mostrando los diferentes cambios que va sufriendo Japón durante el pasar de las décadas, cambios que poco a poco también irán llevando a la caída del Rakugo como un arte popular entre las personas, que irán cayendo ante las entretenciones traídas de occidente, encontrando de esta forma un paralelismo entre la caída de este arte y el envejecimiento de nuestro protagonista principal.

La serie  si bien se presenta con un ritmo algo lento en general se desarrolla de muy buena manera, este es un titulo que busca hacer que te sumerjas en el ambiente que a creado y que te enamores de sus personajes, es un trabajo que en más de un momento da a la Introspección, y que constantemente notaras que se a esforzado por trabajar en los pequeños detalles, tal como pueden ser esas pequeñas gotas de sudor que empiezan a recorrer el rostro de los personajes cuando realizan sus interpretaciones, denotando así el esfuerzo que están haciendo, o el cómo juega con las cámaras y las expresiones de los personajes para hacer énfasis en los diferentes papeles que tienen que interpretar mientras relatan una misma historia.

Infortunadamente todo esto no exime al título de presentar ciertos momentos de tedio, y es que su ritmo lento y su narrativa pausada, en ocasiones terminan desembocando en situaciones y hasta en capítulos enteros bastante aburridos de seguir, que empobrecen notablemente la experiencia final.

Por suerte esta situación se equilibra gracias a una historia muy bien trabajada y presentada, y es que si bien esta no es más que los recuentos de la vida de un hombre, los cierto es que la misma está cargada de situaciones interesantes y dramáticas, y momentos llenos de calidez, felicidad y tristeza, que logran mantener tu interés de principio a fin.

Si bien he hablado mucho de Kikuhiko, Sukeroku y Yotaro, ellos no son los únicos personajes de la serie, la cual cuenta con un elenco de personajes regulares bastante entrañables y queribles cada uno a su manera, siendo sus interacciones con los primeros tres y entre ellos mismos uno de los aspectos atractivos de la serie, y siendo entre estos mi favorita por lejos Konatsu, hija de Sukeroku criada por Kikuhiko, con quien tiene una complicada relación de amor odio, causa de los eventos relatados hacia el final de la primera temporada.

Visualmente hablando la serie se ve realmente bien y se le nota que fue un trabajo que se hiso con cariño, el anime no es que sea una maravilla a nivel de animación, pero como el dinamismo que requiere la obra para sus escenas no es excesivo, la misma aprovecha esto para darle mucha atención al detalle, especialmente en las escenas más importantes, así mismo los diseños de personajes son muy atractivos presentando los mismos una estética que queda de maravilla con la obra  y viéndose cambios en el aspecto de los personajes con el pasar de los años dentro de la historia, por su parte el uso de la paleta de colores es muy correcta, abundando el uso de tonos algo opacos y colores tierra, logrando con esto no solo un aspecto muy agradable a la vista, si no consiguiendo además trasmitir un sentimiento hogareño y cálido que resulta muy atractivo. Por su parte los fondos se notan trabajados, presentando estos un muy buen nivel de detalle y variedad.

Respecto al soundtrack pues este resulta correcto pero no demasiado memorable, y es que si bien el mismo es agradable y personalmente nunca llegue a sentir alguna tonada fuera de lugar, lo cierto es que tampoco entrego algún tema que me llamara especialmente la atención. El anime además cuenta con dos openings ambos interpretados por la gran Megumi Hayashibara, titulados respectivamente "Usurai Shinjuu” y "Imawa no Shinigami”, ambos muy buenos siendo tonadas suaves pero intensas de entre las cuales si bien me desencanto por el primero en lo que a música refiere, el segundo presenta un acompañamiento visual mucho más potente.  Con respecto a los endings también hay dos, esta vez interpretados por Kana Shibue y titulados "Kawa, Taredoki” y "Hikobayuru”, los cuales no están mal, pero resultan bastante olvidables.
// Conclusión //
Un título muy completo y recomendable, además de tremendamente atrapante, Rakugo es un drama de tono trágico mas nunca  llegando al punto de ser depresivo, que te atrapa por su muy buen ambiente y entrañables personajes, pero el cual por su ritmo lento y su tono adulto no necesariamente será un trabajo del agrado de todos
// Calificación: 8/10 //


 

4 comentarios:

  1. A mi me encantó este anime, y el final de la temporada me partió el corazón.
    Una entrada genial!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sin duda una tremenda serie.
      Gracias por comentar saludos :)

      Eliminar
  2. Éste anime ha sido uno de mis favoritos del año pasado y de esta temporada de invierno 2017 también. La historia es tan trágica, pero a la vez nos regala momentos preciosos y memorables de los personajes. Y me ha encantado el detalle de que conforme avanzaban los años se podía ver el paso de estos por los personajes, haciéndolos lucir mayores o dejando ver las marcas emocionales que el tiempo ha dejado en sus vidas.

    Coincido en que el ritmo un poco lento y pausado puede parecer aburrido, porque la primer temporada tuve que esperar que dejara de emitirse para poder verla completa, pero aún así la historia está tan bien narrada que me dejaba con ganas de saber que iba a pasar en el siguiente episodio. Lástima que ya ha llegado el final del anime, es una de esas series que personalmente recordaré por mucho tiempo gracias a esos personajes tan brillantes que tiene.

    Me encantó la entrada, me pasaré más seguido por el blog. :)
    ¡Saludos! ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente, de lo mejor que nos dio el año pasado y este también (solo esperemos que no sea lo único remarcable que de este 2017).

      De hecho me sucedió algo similar a tu caso, la primera temporada tuve la tuve que dejar pausada casi hasta que termino para ponerme a verla a plenitud, y es que esta es de esas series que se disfruta mucho mas de tirón que semanalmente.

      Muchas gracias por comentar, saludos : )

      Eliminar

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)