lunes, 11 de junio de 2018

Reseña Anime: Gundam Build Fighters Try

// Genero: Acció, Ciencia Ficción, Mecha
// Director: Shinya Watada // Estudios: Sunrise
// Nº Episodios: 25 // Año: 2014
// Sinopsis //
Siete años han pasado desde que Sei y Reiji se lanzaran a conquistar el torneo mundial de batallas gunplas, siete años en los que el club de batallas gunpla de la academia Seiho  en la que Sei estudiaba a caído en decadencia, contando actualmente con un único miembro, Hoshino Fumina, una estudiante de tercer grado de la escuela secundaria y presidenta del club, quien ante el peligro de ver cerrado el mismo está a la búsqueda de dos miembros mas que le acompañen a hacer frente a el próximo campeonato de batallas gunplas de Japón.

Es así que Fumina terminara conociendo a Kamiki Sekai, un estudiante recién transferido y practicante de kenpo que acaba de regresar a Japón luego de estar en un viaje de entrenamiento junto a su maestro, y quien a pesar de no conocer nada de las batallas  Gunplas, demostrara tener un talento innato para las mismas al combinarsus conocimientos de artes marciales  y espíritu indomable con el poder del Build Burning Gundam, dejado atrás por Sei en el club al terminar la secundaria.

A esta dupla pronto también se les unirá Kousaka Yuuma, un joven y talentoso constructor de gunplas, y es así que juntos se harán camino a través de un difícil torneo, en el que deberán hacer frente a duros rivales al tiempo que fortalecen su trabajo en equipo.

// Impresiones //
Estrenado el 8 de octubre durante la temporada de otoño del 2014, Gundam Build Fighters Try es la secuela de Gundam Build Fighters, anime del 2013 spin off de la franquicia Gundam, producido como esta ultima por los estudios Sunrise ahora bajo la dirección de Shinya Watada y llegando a contar con un total de 25 episodios en su haber.

Gundam Build Fighters  fue una serie que logro sorprenderme de muy grata manera en su momento, y es que bajo su premisa simple y enfoque obviamente comercial, se encontraba un titulo por demás entretenido que destacaba entre otras cosas por sus carismáticos  personajes y sus buenas escenas de acción, por consiguiente no tarde mucho en ponerme a ver su secuela y titulo que aquí nos compete, infortunadamente si bien he encontrado en Try un trabajo bastante entretenido que a la final del día me ha resultado tan ligero y llevadero como su predecesor, al mismo tiempo ha sido imposible no notar el bajón que ha tenido el mismo en más de un apartado.

La serie pues como su antecesora se trata de un titulo de acción enfocado a hacer promoción a los Gunplas, las figuras a escala armables de los Gundams, ubicándonos en un mundo donde las series y productos de Mobile Suit Gundam son la sensación y en donde los fans pueden luchar entre ellos con sus gunplas personalizados gracias a una tecnología especial que permite controlar las figuras de plástico como si de maquinas reales se tratase, llevándose a cabo periodicamente torneos de los mismos.

A diferencia de la serie anterior que se enfocaba en el camino de una dupla de jóvenes (constructor y piloto) en pos de hacerse con el titulo de campeón mundial de las batallas Gunplas, enfrentándose en diversos batallas en su mayoría 1Vs.1 con diferentes variantes, en try la cosa cambia un poco, y es que haciendo honor a su nombre, aquí el centro de la competencia serán batallas campales 3 Vs.3, reduciéndose esta vez la escala a solo un escenario nacional en donde solo participan equipos pertenecientes a clubs de escuelas secundarias.

Es aquí donde entran en escena nuestros protagonistas, Hoshino Fumina, Kamiki Sekai y Kousaka Yuuma, quienes como miembros de club de gunplas de la secundaria Seiho harán lo posible por volver a levantar el nombre de su club, tras la mala racha que este ha tenido los últimos años. Con esto como premisa tenemos entonces que la serie sigue una formula bastante similar a la de su predecesora, siendo Try una típica serie de formato torneo en el que nuestros héroes tendrán que ir venciendo rivales cada vez más duros para ir clasificando poco a poco y estar más cerca de proclamarse como campeones, esto al tiempo que fortalecen su amistad y trabajo en equipo, que cabe decir deja mucho que desear en un inicio, recibiendo para esto la ayuda y consejos de algunos viejos conocidos.

En general Try no dista mucho de su predecesora, es un título ligero con personajes agradables, de ritmo llevadero que se deja ver con mucha facilidad, y que nos entrega combates tremendamente entretenidos y llenos de acción, a la par que nos promociona el producto que intenta vender, el asunto es que la innovación que introdujo con respecto al primer  Build Fighters y que se supone que está allí para darle un aire fresco a lo ya presentado anteriormente, los enfrentamientos entre equipos 3Vs.3 ,si bien en inicio parecen una buena idea al final del día resultan ser el gran lastre de la obra.

Verán, como ya comente previamente uno de los grandes alicientes de la primera serie eran sus personajes, Build Fighters tenía un elenco bastante amplio de personajes, todos ellos muy variopintos y memorables a su manera los cuales  lograban destacarse no importa que tan secundarios o irrelevantes para la historia resultaran, en Try esto ya no es tan así, y esto en buena medida se debe precisamente el tema de los equipos, y es que mientras antes teníamos que en una batalla nos podíamos enfocar en el rival de turno sin mayores distracciones permitiendo al mismo destacarse, ahora en cada batalla se tiene a tres personajes al unisonó  que hacen las veces de rivales y entre los que hay que dividir la atención, pese a que lo normal es que solo uno de esos tres importe realmente y tenga la oportunidad de volverse a la larga un secundario recurrente, y es necesario hacerlo así porque ahora además también tenemos a tres protagonistas luchando a la vez en las batallas y hay que darle cabida  en pantalla a cada uno para que logren tener una relevancia más o menos equilibrada durante el transcurso del anime, esto conlleva a que los susodichos rivales no se destaquen tanto como antes, cosa a la que tampoco ayuda el que los personajes en si no son precisamente llamativos, por lo menos en la mayoría de los casos, y es que al reducir el escenario en el que transcurre la serie de un torneo mundial a uno nacional donde solo participan estudiantes, se perdió la posibilidad de jugar más con lo que es la temática y diversidad de estos, lo que en un titulo de este estilo en el que por su formato conlleva que a pasen muchos personajes por pantalla en muy poco tiempo evita que estos se nos queden grabados en la memoria.
Pese a todo esto, mentiría si dijera que no hay uno  o dos personajes que lograr hacerse notar, siendo  algunos de estos veteranos de la serie anterior, a si mismo si bien el trió protagónico no son malos personajes per se, si llegan  a sentirse un poco flojos, quedando tal vez demasiado encasillados en el papel que se les dio en un inicio dentro de su grupo y apenas evolucionando en este sentido, mas allá del desarrollo como personajes que puedan tener. Sekai es el prota sangre caliente sin muchos sesos y que tiende a actuar más por instinto y pasión que por otra cosa y al cual le gusta comunicarse con sus rivales a base de golpes; Yuuma sería el contrario de Sekai, frio, tranquilo y de actuar estratégico, situación que por consiguiente lleve a que ambos discutan constantemente; Finalmente Fumina, si bien tiene el papel de líder y corazón del grupo, siendo la responsable de vitar que las discusiones de los otros dos lleguen a mas, a la larga termina siendo la menos relevante de los tres tanto en el tema de su desarrollo como personaje como en el ámbito de los  combates, donde tiene el papel de soporte para los otros dos, siendo además la chica reducida durante la primera mitad del anime a un mero elemento de fanservice gracias al conjunto con el que la vistieron, aunque pese a todo esto tengo que decir que a la final  ella fue la que se termino convirtiendo en mi personaje favorito de la serie, protagonizando algunos momentos bastante divertidos en el transcurso de la misma.
Por otro lado hay que decir que se observa una reducción bastante notoria en lo que es la variedad temática de los distintos combates entre gunplas, antes si bien la mayoría de las batallas eran 1Vs.1 la serie jugaba bastante con estas, llegando a entregarnos cosas como una lucha en un campo de baseball en donde los héroes tenían que intentar pichear al rival, además de también darnos cosas como luchas de tipo battle royale con todos contra todos en un escenario gigante con multitud de ambientes, una carrera de gunplas, o enfrentamientos en contra de Mobile suits gigantes, en Try  por otro lado todo se reduce a las escaramuzas 3Vs.3, que si bien no son malas, otorgando sus buenas dosis de acción, estas a la larga pueden terminar  resultando algo repetitivas y aburridas.

Otro detalle que tampoco  termino de gustarme de Try con respecto a su predecesora fue la falta de referencias a la franquicia Gundam, en el primer  Build Fighters estas estaban presentes por todos lados, ya sea con algún extra en el fondo haciendo cosplay de algún personaje de otra serie, con los protas o sus rivales fantaseando o imaginándose alguna escena en particular de algún gundam, o sencillamente a través de diversos comentarios dichos por Sei o algún otro, si bien en Try dichas referencias aun estan presentes se notan reducidas en gran medida, y si bien admito que esto es un detalle meramente secundario, es algo que eche bastante en falta.

Visualmente hablando el titulo se mantiene en la misma línea de su predecesor, con una animación no espectacular pero si muy competente y fluida, y con unos diseños muy atractivos, tanto de personajes como de mechas, de los cuales a estos ultimo se opto por darle algo más de presencia a los llamados SD Gundam, además de presentar algunas curiosidades como el Tryon 3, un Gundam ZZ convertido en un super robot combinable.

Mas o menos lo mismo se puede decir del soundtrack que cumple correctamente su tarea de ambientar, mas no resultando el mismo especialmente memorable, fuera de los temas de opening y endings, que en esta ocasión contabilizan un total de seis.

// Conclusión //
Si bien a la final Houseki no Kuni termina quedando como tantos otros títulos solo como la introducción a una historia mayor, es sin duda alguna un trabajo que ha sabido ganarme entregando un desarrollo de su protagonista muy bien llevado, momentos para disfrutar, y un apartado visual que solo puedo alabar, siendo en lo que a mí respecta uno de los títulos más atractivos de su temporada como también una de las mejores series del año 2017, si tienen la oportunidad échenle un ojo, siendo que lo único que lamento de ella es que acabe como lo hace, dejándonos con ganas de una segunda temporada que esperemos se animen a realizar en algún momento, y si no, pues supongo que siempre queda la opción de leer el manga.

// Calificación: 6/10 //

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)