sábado, 23 de junio de 2018

Reseña Anime: Hinamatsuri

// Genero: Comedia, Ciencia Ficción, Sobrenatural, Slice of Life
// Director: Kei Oikawa // Estudios: Feel
// Nº Episodios: 12 // Año: 2018
// Sinopsis //
Una noche un extraño objeto cae en la cabeza de Nitta, un miembro de la yakuza que se encontraba disfrutando de su colección de jarrones antiguos. Dentro del objeto se encontraba una extraña jovencita llamada Hina, poseedora de increíbles y destructores poderes psíquicos, a la que Nitta se ve obligado a acoger sin muchas ganas. Pronto el Yakuza descubrirá que los poderes de la Joven podrían traerle provecho a su trabajo pero con el riesgo de ganarse el enojo de la chica, además de llevar a que alguien la descubra y meter a ambos en más de un embrollo, más a su vez, si la joven no usa sus poderes de forma periódica, también existe el peligro de que esta sencillamente se salga fuera de control y destruya todo a su paso. Es de esta manera que Nitta tendrá que arreglárselas para convivir con su nueva inquilina, de la que tendrá que aprender cómo cuidar y criar, formando con el tiempo algo parecido a una relación padre-hija bastante disfuncional.

// Impresiones //
Estrenada en la temporada de primavera del 2018, Hinamatsuri es la adaptación al anime del manga homónimo escrito y dibujado por Masao Otake desde el 2010, siendo la misma una producción de los estudios  Feel, dirigida por Kei Oikawa, la cual consta de un total de 12 episodios.

Siendo un título que realmente no levantaba ninguna expectativa previo a su estreno, pasando bastante por  debajo del radar, en parte por lo poco llamativo de su poster promocional y sinopsis inicial, como también por tener que vérselas frente a frente con varios títulos mucho más relevantes y esperados, Hinamatsuri al final del día a terminado siendo una de las sorpresas de su temporada, una obra que si bien desde fuera solo parecía ser otro slice of  life más centrado en una relación de corte filio-parental, como tantas otras que hay por allí, ya entrados en ella vemos que si bien algo de esto si tiene, su verdadera naturaleza es la de una comedia, no necesariamente hilarante pero si muy entretenida, sobre las vivencias de un Yakuza que de un momento a otro se ve obligado a cuidar de una apática, despreocupada, misteriosa, problemática, aprovechada y en ultima instancia mimada joven con nulo sentido común y poseedora de tremendos y destructivos poderes psíquicos, haciendo lo posible por mantenerla feliz al tiempo que intenta ponerla en regla, para que esta pueda desenvolverse de forma medianamente normal en la sociedad, dando como resultado una por demás peculiar relación, en la que si bien ambos buscan aprovecharse del otro, Hina siendo un parasito para Nitta, y este último intentando sacarle algún provecho a los poderes de la muchacha, a su vez  y con el tiempo terminara naciendo entre ambos una suerte de aprecio mutuo.
Todo esto mientras a la par y con el pasar de los episodios se nos irán presentando también a un puñado de pintorescos y en muchos casos también funestos personajes, relacionados de alguna manera con los dos anteriores, y que se terminaran convirtiendo en su círculo social, alrededor de los cuales también presenciaremos divertidas historias, encontrándonos a la larga con que  dos de estos personajes en específico terminaran ganando una presencia tan grande en pantalla que llegado a cierto punto relegaran a Hina y a Nitta a un rol bastante secundario.

Dichos personajes serán Anzu y Hitomi Michima, amigas y compañeras de Hina, las cuales por una u otra razón se verán atrapadas en una vorágine de sucesos en buena parte desafortunados, que extrañamente se terminaran volviendo unos de los elementos más atractivos de la serie, teniendo por un lado en Anzu, a otra joven poseedora de poderes psíquicos, originalmente enviada para capturar a Hina, pero la cual tras fracasar y ser olvidada por su organización, le tocara volverse una indigente, aprendiendo el valor de las cosas y del trabajo duro, poco a poco auto superándose, cosa que eventualmente le dará frutos convirtiéndose en el “alma pura” de la serie.
Hitomi por otro lado, resultara ser una chica común y corriente, bastante amable y compañera de clases de Hina, la cual tras un desafortunado encuentro conocerá a una maliciosa Bartender llamada Utako quien tras descubrir las habilidades de la chica para servir bebidas y atender clientes, echara mano de todo truco sucio que tenga a su disposición para ponerla bajo su para nada bien aventurada tutela haciéndola trabajar por ella en su bar, siendo este el inicio de más de un problema para la jovencita tanto en su vida familiar como escolar, y la cual eventualmente entrara en cuenta de que todos los adultos a su alrededor no son más que unos completos irresponsables en los que no puede confiar.

Así mismo también tendremos a otro personaje con cierto rol relevante llamada Mao, otra joven poseedora de poderes psíquicos, la cual si bien no tendrá mucha presencia en pantalla, no teniendo está realmente ninguna interacción con los otros personajes, su historia también llena de infortunios, naufragios, muñecas parlantes y artes marciales, será la que abra y de cierre al anime.
Es de esta forma que obtendremos un título muy bien conseguido , cuyo gancho resulta estar en el hecho de que su comedia en gran medida este centrada en el infortunio de diversas chicas de buena voluntad, siendo contradictoriamente la menos bien aventurada de todas estas la que más suerte y facilidades tenga en su día a día, dando en base a esto un trabajo que mezcla de buena manera  situaciones divertidas repletas de absurdez y mal entendidos, como también momentos de temática slice of life más enfocadas el desarrollo y relación de algunos personajes, que terminaran resultado muy llevaderos, y a los cuales se le suma una camada de personajes que se hacen de querer a su particular manera.

Visualmente hablando el anime sin destacarse demasiado no se ve para nada mal, entregando una animación correcta, un trabajo de fondos bien echo y unos diseños de personajes bastante agradables y distintivos entre sí, siendo la mayor característica de los mismos el coloreado de cabello de varios de los personajes, que sin ser nada del otro mundo llaman la atención, además de esto, las expresiones faciales de sorpresa que acompañaran a muchos de los momentos de comedia que inundan a la obra, terminaran resultando también unos de los atractivos de este apartado.

Sobre la música por su parte no hay mucho que decir, siendo el típico soundtrack de anime funcional pero no demasiado remarcable, situación que se extiende al opening y al Ending, titulados respectivamente, "Distance" y "Sake to Ikura to 893 to Musume” (este último interpretado por el seiyu de Nitta), del cual si bien al primero se le puede achacar que tira muchos spoilers, ninguno de los dos realmente resulta ser nada del otro mundo.
// Conclusión //
No pudiendo clasificarla como un trabajo imprescindible, Hinamatsuri es definitivamente una obra muy entretenida, que si bien no llama mucho la atención en un inicio, la misma te termina atrapando gracias a lo variopinto de sus personajes y a sus absurdas situaciones, no resultando con esto una comedia excepcional pero si una muy llevadera y un trabajo al que vale la pena darle un oportunidad.

// Calificación: 7/10 //

1 comentario:

  1. Concuerdo en todo lo que dices de la serie, no es un imperdible pero es sólidamente divertida.

    ResponderEliminar

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)