lunes, 9 de julio de 2018

Reseña Anime: Kannagi

// Genero: Comedia, Escolar, Sobrenatural
// Director:  Yutaka Yamamoto // Estudios: A-1 Pictures, Ordet
// Nº Episodios: 13 + 1 OVA // Año: 2008
// Sinopsis //
Jin Mikuriya es un no muy afortunado estudiante de secundaria con aspiraciones artísticas, que tras recibir como regalo de uno de sus compañeros del club de arte un tronco de madera perteneciente al árbol sagrado de su ciudad que fue recientemente talado, decide hacer con este una estatua de madera de la diosa que supuestamente vivía en dicho árbol y que el chico, con una fuerte percepción de lo sobrenatural, cree haber visto en su niñez. Terminada la escultura el joven está listo para llevarla su instituto mostrarla, pero cuando por un momento deja a la figura en el pedazo de tierra fuera de su casa, se encuentra con que la obra de arte empieza a absorber la tierra de los alrededores, para a continuación romperse en mil pedazos y dar paso a una preciosa joven.

La vivaracha chica de azul y larga cabellera resulta no ser otra que Nagi, la susodicha diosa guardiana que aun residía en el tronco, debido a que este no había pasado por los rituales necesarios, la cual se ha encarnado en esa forma por razones fuera de su poder, sin poder hacer mucho con respecto a su situación actual la joven sin más miramientos solicita alojo y comida al joven, quien acepta a regañadientes teniendo que hacerla pasar por su hermana perdida, a la vez que intenta no llamar mucho la atención, cosa difícil ya que la chica inquieta y bulliciosa como es tiene otros planes en mente.

// Impresiones //
Estrenada en la temporada de otoño del 2008, Kannagi, conocida fuera de Japón por el título de “Kannagi: Crazy Shrine Maidens”, es la adaptación al anime del manga homónimo de 12 volúmenes, publicado entre el 2005 y el 2017 autoría de Eri Takenashi, contando la obra demás de con el anime que aquí nos compete, con una novela ligera y un show de radio por internet, estrenados también en 2008, y con un manga spin-off titulado Kanpachi publicado en 2010. El anime se trata de una producción de los estudios  A-1 Pictures y Ordet, dirigida por Yutaka Yamamoto, un en ese tiempo un novato director, que previo a este trabajo había dirigido los primeros 4 capítulos de Lucky Star, antes de ser despedido por al parecer no estar maduro como director, echo del que en más de una ocasión se llega a hacer burla durante el transcurso de la serie, la cual llegó a contar con un total de 13 episodios, a los que más adelante le acompañaría un OVA lanzada en 2009 y titulada “Kannagi: Moshimo Kannagi ga Attara...”.

Siendo un título al que le tengo cierto cariño al ser una de las primeras series que tuve la oportunidad de seguir semana a semana durante su época de transmisión, y que recientemente me entraron ganas de revisualizar nuevamente, Kannagi es una serie que ha sabido hacerme disfrutar en buena medida debido a su carismático elenco de personajes y las divertidas situaciones que presentaba, siendo uno de esos trabajos que lamento que nunca cosechara la fama necesaria para haberse ganado una segunda temporada.
La obra pues se trata de una comedia de corte escolar, con elementos de romance y sobrenaturales, que nos lleva a conocer las vivencias de un joven con tendencias artísticas pero no especialmente talentoso llamado Jin Mikuriya, que por cosas de la vida termina teniendo que cargar en su día a día con una bulliciosa y animada diosa llamada Nagi,  quien por una serie de circunstancias se ha encarnado en una joven y bella adolecente, la cual no teniendo donde ir terminar haciendo que Jin la acepte en su hogar, haciéndose pasar por una inexistente hermana perdida, y metiendo al chico en más de un apuro, al tiempo que  intenta cumplir su labor de darle caza a las impurezas que de tanto en tanto hacen acto de presencia por la ciudad,  además de ganar popularidad al convertirse en una suerte de idol dentro de la escuela y la ciudad, en pos de conseguir adoradores e ir recuperando poco a poco sus habilidades y poderes, tarea que se complicara por la presencia en escena de su hermana menor, Zange, quien también esta rondado por allí, adelantándose a Nagi en su plan de convertirse en una idol, no existiendo entre ambas una muy buena relación que digamos.

A esta mezcla hay que sumársele los compañeros de clases de nuestro protagonista, un grupo de pintorescos jóvenes pertenecientes en su mayoría al club de arte, a los que se les adiciona además la amiga de la infancia, “guardiana” y en secreto enamorada del chico, Tsugumi Aoba, los cuales a su manera ayudaran o complicaran las diferentes situaciones en las que se verá envuelto el joven protagonista, y que tendrán a acabar de forma negativa para el pobre chico, yendo entonces la serie precisamente sobre el día a día de estos personajes y el cómo interactúan entre sí, siendo el cómo se desarrolla la relación entre Nagi y Jin el punto fuerte de la obra y su mayor atractivo, al ser los mismos una dupla con mucha química, cuyas constantes discusiones  darna paso a más de un momento de risas, teniendo en Jin a un infortunado cascarrabias que constantemente tiene que pagar los platos rotos por cosas que no son su culpa, y en Nagi a una chica de cierto temperamento pero a la vez bastante despreocupada sobre mucha de las cosa que hace.
La serie pues se desarrolla a través de un formato episódico centrado en algún tema en particular,  ya se ala primera visita de Nagi a la secundaria de Jin, o un día de paseo a un Karaoke o a un Maid Café, pero manteniendo continuidad entre sus eventos, presentándose de fondo cierta trama relacionada con los misterios que rodean a Nagi, y que eventualmente llevarán a que se refuerce la relación de esta con Jin, naciendo poco a poco entre ambos un sentimiento más allá de la simple  amistad, pero infortunadamente no pudiendo apreciar realmente hasta donde es capaz de llegar esta relación, debido a una limitante de capítulos que lleva que la serie deba cerrar tras la primera crisis importante de la dupla, culminando el titulo con un final bastante abierto que realmente no concluye nada en particular, dejándonos a  la espera de una segunda temporada que nunca llego, quedando como única alternativa para conocer el resto de la historia el sumergirse en el manga original.

Todo esto resulta ser una verdadera lástima ya que el anime sin ser ninguna maravilla a nivel de premisa, resulta ser una obra muy correcta en todos sentido, entregando una comedia muy efectiva, situaciones entretenidas, un ritmo muy llevadero, y como ya vengo mencionado una camada de personajes muy carismáticos y que se hacen de querer, convirtiéndose con todo esto en un trabajo muy llevadero y la que le es fácil mantener la atención del espectador.
Visualmente hablando si bien a Kannagi ya se le empiezan anotar los años, hay que decir que cuenta con una animación bastante competente que demuestra mucha fluidez y movimiento en momentos que otra series aprovecharían para ahorrar recursos con imágenes estáticas, así mismo los diseños de personajes son dentro de lo que caben atractivos y por lo menos en el caso de las chicas muy reconocible, mientras que el trabajo de fondos no es que llame mucho la atención pero cumple con su labor.

Sobre el apartado musical no hay demasiado que decir, entregando el titulo un soundtrack no muy llamativo ni remarcable, además su tema de ending no es que sea especialmente resaltante, el opening por otro lado, titulado “Motto Hade ni ne” e interpretado por Haruka Tomatsu, es harina de otro costal, no solo por ser una canción muy animada y agradable al oído, si no por además contar con un acompañamiento visual muy entretenido en el que vemos a una versión idol y súper estrella de Nagi, con un baile coreografiado incluido que va acorde con la canción.
// Conclusión //
Un título por demás entretenido, que resalta por lo agradable de sus personajes y la buena interacción entre su dupla protagónica, pero que puede que no termine de convencer a aquellos que busquen un trabajo con una trama centrada y concreta, quedando estos 13 episodios solo como una mera introducción de algo mayor, pese a esto Kannagi es una obra que merece recibir una oportunidad, siendo un visualizado que estoy seguro lograra divertir a aquellos que le den una oportunidad.

// Calificación: 7/10 //

1 comentario:

  1. Concuerdo contigo una serie entretenida y que te saca mas de una carcajada, ya tengo algunos años de haberla visto lastima que no siguieron animando el manga pues quedaron algunas preguntas sin respuesta como por ejemplo el proposito por el que Nagi y otros dioses revivieron en nuestra era, o que sucedio en el pasado para que Nagi desapareciera por mucho tiempo. Segui leyendo un poco mas el manga pero no se si todavia sigue en emision aunque se miraba que la historia tenia para rato.

    ResponderEliminar

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)