lunes, 17 de junio de 2019

Reseña Anime: Akagami no Shirayuki-hime

// Genero: Fantasia, Romance, Drama
// Director: Masahiro Andou // Estudios: Bones
// Nº Episodios: 24 // Año: 201-2016
// Sinopsis //
Aunque su nombre significa "blanco como la nieve", Shirayuki es una niña alegre y pelirroja que vive en el país de Tanbarun, trabajando diligentemente como boticaria en su tienda de hierbas. Mas su vida cambia drásticamente cuando es notada por el príncipe tonto de Tanbarun, el Príncipe Raji, quien encaprichado con la muchacha trata de obligarla a convertirse en su concubina. No dispuesta a renunciar a su libertad, Shirayuki se corta el largo cabello rojo y escapa al bosque, donde es rescatada de Raji por Zen Wistalia, el segundo príncipe de un país vecino, y sus dos ayudantes. Es así como con la esperanza de pagar su deuda con el trío algún día, Shirayuki pone su mirada en seguir una carrera como uno de los herborista de la corte en el país de Zen, Clarines.

Akagami no Shirayuki-hime describe el viaje de Shirayuki hacia una nueva vida en el palacio real de Clarines, así como el esfuerzo de Zen para convertirse en un príncipe digno de su título. A medida que se forjan amistades leales y se forman enemigos mortales, Shirayuki y Zen aprenden a apoyarse mutuamente mientras caminan por sus propios caminos.

// Impresiones //
Estrenado durante la Temporada de verano del 2015, Akagami no Shirayuki-hime, es la adaptación al anime del manga homónimo autoría de Akizuki Sorata, publicado desde el 2006, siendo la animación una producción de los estudios Bones dirigido por Masahiro Andou, el cual llegó a contar con un total de 24 episodios divididos en dos temporadas, habiendo sido la segunda de estas estrenada un año después en 2016.

La serie pues se trata de un título de demografía shoujo, siendo un anime de aventuras fantasía y romance, que ambientándonos en un clásico mundo de tintes medievales nos lleva a conocer a Shirayuki, una joven y dedicada herborista criada por sus abuelos, cuya característica más reconocible es su vibrante y poco común cabello rojizo, mismo que también será la causa de sus problemas, y es que la joven sin desearlo no tardara en llamar la atención del joven y mimado príncipe de su reino quien querrá volverla su esposa por cualquier medio.

Esta propuesta a nuestra joven protagonista no parece caerle muy en gracia, haciendo rápidamente sus maletas y escapando de su poblado natal sin pensárselo mucho, más en su huida terminará cruzando caminos con un trío de viajeros liderados por un joven de blanca cabellera llamado Zen, con el que la chica no tardará en hacer migas, descubriendo poco después que el chico en cuestión es uno de los príncipes del país vecino quien no tardará en dar su ayuda a la muchacha para que pueda salir de su incómoda situación, poniendo en su lugar al príncipe mimado y ofreciéndole asilo a Shirayuki, quien decidirá acompañarle, dando inicio con esto la chica a una nueva vida, que entre problema y problema, irá poco a poco forjando su amistad con Zen, La cual como imaginarán poco a poco evolucionará en algo más, al tiempo que demostrando de lo que está hecha, Shirayuki se hará su propio camino para convertirse en una miembro de los herboristas de la corte, todo esto mientras va haciendo nuevas amistades y se ve envuelta en alguna que otra aventura con sus nuevos compañeros

Miren creo que ya lo he comentado antes en algún momento, pero yo no soy muy fanático de los títulos románticos, no porque los romances en si no me gusten, sino porque los elementos que muchas veces componen este tipo de historias, dígase  triángulos románticos, protagonistas indecisamente  artantes o simplemente tontas, engaños, desamores, relaciones toxicas, exceso de melosidad, etc., además de resultarme repetitivos la verdad que me repelen en gran medida, por lo que cuando me decido a ver un anime de este género suelo pensármelo mucho en pos de elegir obras que o me ofrezcan algo más aparte del romance, o presenten relaciones agradables que de gusto ver, y por suerte Akagami no Shirayuki-hime cumple con ambas condiciones, siendo un título que si tuviera que describir con una palabra sería cándido.

Ahora bien dejemos algo en claro, el anime en si no es que ofrezca nada especialmente nuevo bajo el sol, siendo en su base la típica fórmula de la pareja de la chica plebeya y el joven de alta cuna, pero el anime lleva esta fórmula  de tan de buena manera, entregando a unos personajes tanto principales como secundarios que se hacen de querer sin mayor esfuerzo,  generando una ambientación alrededor de los mismos muy agradable y llevadera, y por sobre todo ofreciendo historias que además de entretenidas e interesantes por sí mismas, sirvan como un medio para ir viendo el desarrollo de los personajes y sus relaciones, dándoles tiempo para interactuar y madurar, que a la final del día termina siendo un título por demás completo y atrapante.

Estamos pues ante una obra muy amena de esas que se dejan ver en cosa de nada y que con cada capítulo te dejan con unas ganas tremendas de ver el siguiente, esbozando el título además un ritmo muy correcto, que sabe cómo  intercalar los episodios de aventuras con otros de tónica más relajada de tintes slice of life, evitando con esto  que te llegues a aburrir con facilidad, cosa a la que se le suma pequeños momentos de comedia ligera pero muy agradables, que ayudan a cerrar el trato, siendo por otro lado y a mi parecer su punto más flaco, el que el mismo es una obra inconclusa, dejándonos al final del día con un final abierto para su historia.

Así mismo y como ya venía comentando los personajes son todo un amor, y es que si bien entre el elenco que conforma la serie, fuera de Shirayuki y Zen, no hay ningún personaje particularmente memorable, estos en su conjunto e individualmente son una camada muy agradable y bastante bien llevada con una buena dinámica entre ellos, logrando presentar algunos de los mismos un desarrollo por demás correcto, o cuando mínimo un trasfondo bien elaborado, que les otorga un buen grado de profundidad.

Visualmente hablando estamos ante un trabajo muy atractivo, esbozando el anime una animación por demás correcta, a los que les acompañan unos diseños de personajes algo genéricos pero indudablemente bonitos, una paleta de colores muy variada y agradable, y un trabajo de fondos escenarios por demás recalcable, que nos dejará con más de una imagen para querer enmarcar y colgar en la pared.

En lo que a la música respecta, el titulo entrega un soundtrack muy correcto y agradable, pero que no se hace notar en demasía durante el trascurso de la serie, así mismo el anime cuenta con dos temas de opening titulados "Yasashii Kibou” y  "Sono Koe ga Chizu ni Naru”, ambos interpretados por Saori Hayami, quien es también la seiyu de la protagonista, como también con dos temas de ending, "Kizuna ni Nosete” y "Page ~Kimi to Tsuzuru Monogatari~”, interpretados por su parte por eyelis, siendo todas tonadas muy agradables al oído.

// Conclusión //
Una obra tremendamente agradable y llevadera, que enamora con sus visuales atractivas, personajes entrañables e historia amena, que en su conjunto la vuelven no solo un título tremendamente disfrutable y ligero sino también por demás recomendable, al que vale mucho la pena darle una oportunidad.

// Calificación: 7.5/10 //

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)