Entrada destacada

Reseña Anime: Granblue Fantasy The Animation

sábado, 24 de diciembre de 2016

Reseña Anime: Sengoku Basara

// Genero: Acción, Historico, Super poderes, Samurais.
// Director: Itsurou Kawasaki // Estudio: Production I.G.
// N° de Episodios:12+1OVA // Año:2009
// Sinopsis //
En el período Sengoku, Japón estaba dividido en provincias semi-independientes, gobernadas por señores feudales, también llamados daimyos, que se enfrentaban en una lucha infinita por el poder. Daimyos ambiciosos de todas las partes del archipiélago ponían de manifiesto su grito de guerra. Algunos eran Takeda Shingen de Kai, Sanada Yukimura, Uesugi Kenshin de Echigo, Azai Nagamasa de Omi o Tokugawa Ieyasu de Mikawa, entre otros.

Eran días de guerra y caos. Mientras la guerra se propagaba por todo el país, el mapa del poder sufría cambios muy rápidos y drásticos. En este conflicto sin fin, finalmente un hombre parecía estar estableciendo un control total sobre el país. Era el señor de Owari, el sexto Rey Demonio Divino. Su nombre era Oda Nobunaga. Pero ahora, un joven general vestido de azul celeste hace su aparición en el confuso escenario, liderando una poderosa caballería de las provincias del norte. Es conocido como Date Masamune, el Dragón Tuerto. Va en busca de la cabeza de Oda Nobunaga y la supremacía final.


// Impresiones //
Estrenado en el  2009, Sengoku Basara es la adaptación al anime del videojuego homónimo de la PlayStation 2 desarrollado por capcom en 2006 y conocido fuera de tierras niponas como Devil Kings. La serie compuesta por 12 episodios y 1 OVA, a los que más tarde les continuarían dos temporadas mas y una película de los que no hablare aquí, fue producido por los estudios Production I.G bajo la dirección de Itsuro Kawasaki (Arc the Lad, Chrome Shelled Regios, etc.).

Si bien originalmente vi esta primera serie de Sengoku Basara durante su temporada original de estreno, actualmente la volví  revisionar como resultado de un pequeño evento que hice  para celebrar el final de año, siendo este un titulo llamativo y entretenido en un inicio, pero que en ambas ocasiones me ha dejado debiendo en su tramo final, no generando en mi las ganas de incursionar en sus siguientes temporadas.

 
Estando basado en un videojuego de corte bélico cuya mecánica consiste en controlar a personajes superpoderosos que se dedican a hacer estragos en ejércitos enemigos conformados por carne de cañón humana, estamos pues ante un titulo de acción de corte histórico, que nos ubica en una versión bastante peculiar de la era Sengoku (el periodo de guerras civiles japonesas) en el que los generales  y señores de la guerra renombrados de la época aqui son representados como tipos bastante coloridos y poseedores superpoderes, adeptos al combate y capaces de hacer actos humanamente imposibles, tales  como arrasar con ejércitos completos de un soplido, crear tornados de fuego o carambanos de hielo de la nada, al tiempo que vociferan frases en ingles y se lanzan discursos grandilocuentes sobre el honor, el compañerismo y la emoción del combate.

El anime pues nos presenta como protagonista a dos aguerridos jóvenes, “El Dragón Tuerto” Date Masamune y “El Joven Tigre de Kai” Sanada Yukimura, samurais de esta época que tras forjar una rivalidad entre ellos después de tener un encontronazo en el campo de batalla, terminaran teniendo que unir fuerza junto con otras personalidades de la época como Maeda Keiji, Takeda Shingen y Kenshin Uesugi, para hacer frente a la amenaza imparable del Oda Nobunaga, quien está sembrando el caos a su paso sin distinguir entre amigos o enemigos.

 
Siendo esta entonces la escusa para entregarnos una serie llena de ecenas de acción y batallas entre los diferente personajes que se irán apareciendo durante la obra y a travez los que se nos contaran de una manera algo particular los diferentes hechos que se fueron suscitando durante esas fechas, en un trabajo que si bien resulta divertido, poco a poco va perdiendo fuerza según avanza, y es que si bien Sengoku basara en un comienzo se presente como titulo llamativo y ligero, de esos para ver en una tarde sin echarle mucha cabeza a lo que sucede en pantalla, lo cierto es que toda esa parafernalia y colorido que exhibe sencillamente termina cansando mas temprano que tarde, no resultando una obra lo suficientemente interesante como para mantenerte enganchado hasta su tramo final, y es que en lo que fue mi caso personal, tanto la primera como la segunda vez que vi la serie, ya para el septimo capitulo estaba deseando que la misma  terminara, y es que su formula basada en una combinación de absurdez y escenas de corte épico no logran ser lo suficientemente efectivas como para mantener en alto al titulo hasta el final, llegando a un punto en el que el anime simplemente termina cansando y el factor sorpresa se pierde totalmente.

La acción como imaginaran es un elemento de bastante peso en la serie, presentándosenos enfrentamiento entre los diferentes generales que siendo justo resultan por demas entretenidos de ver, siendo las mismas muy dinámicas y espectaculares, y consiguiendo por lejos ser el apartado más atractivo del título y por el que mas vale la pena echarle el ojo.

 
Por su parte el elenco de personajes es cuando mínimo llamativo, siendo estas iteraciones de los señores de la guerra japoneses muy coloridos y de personalidades bastante marcadas y   exageradas, que contando con cierto carisma logran caer bien en su mayoría pese a que al mismo tiempo no resultan personajes particularmente trabajados, y notándose que algunos solo están allí para decir presente, pero no llegando a hacer realmente nada que merezca la pena mencionar, al punto de que a dos de ellos tuvieron que dedicarles la OVA que salió después del final del anime, siendo que durante toda la serie a lo mucho tuvieron dos apariciones bastante cortas. En definitiva, los personajes como tal no son la gran cosa, pero son de esos de los que te terminaras acordando cada que veas a uno de sus homónimos en algún otro trabajo.

Visualmente hablando el anime se ve bastante bien, la animación no es que sea ninguna maravilla pero exhibe un buen nivel de detalle y aunque a veces puede llegar a ponerse medio experimental en algunas batallas, como durante el segundo enfrentamiento entre Date y Yukimura, realmente nunca llegue a notar ninguna gran caída de calidad en la misma. Los diseños de personajes  por su parte resultan muy coloridos y vistosos y no les falta atractivo, mientras que  el trabajo de fondos es correcto pero poco más.

 
Finalmente sobre el soundtrack no tengo mayores quejas, siendo el mismo muy competente y presentando algunas tonadas bastante atractivas y movidas que van perfectas con las escenas de acción, de entre las que destaco la titulada como “BLAZE“ un tema con mucha fuerza el cual se escuchaba durante ciertas batallas y situaciones de climax de la serie. Igualmente los temas de opening y ending no se quedan atrás, resultando "JAP" y "Break & Peace" tonadas bastante agradables de escuchar.
 
// Conclusión //
Si bien Sengoku basara tiene mucho a su favor para ser un titulo de acción absurdo y exagerado bastante competente, este se cae debido a que la serie sencillamente termina perdiendo brillo después de un rato. No es un mal trabajo  pero tampoco es al gran cosa, y en lo que ha sido mi experiencia con el mismo no ha logrado llenarme a plenitud, encontrándome con que en sus etapas finales me termina cansando más que otra cosa. En fin, es un anime que recomiendo a medias, no está mal y para distraerse durante alguna tarde viene de maravillas, pero  tampoco esperen mucho del mismo.
// Calificación: 6/10 //


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusto el contenido de esta página no olvides dejar tu comentario, opinión o critica, lo estaré esperando con ansias y lo buscare de responder a la brevedad posible, pero recuerden, nada de Spam :)